El 24 de septiembre es el Día Nacional de la Lucha Contra la Obesidad y el Sobrepeso

Por Sergio A. Rada

Desde hace 8 años existe una ley de la República de Colombia que da cuenta de lo importante que es para la sociedad la conciencia sobre la prevención y cura de la obesidad. Se pretende con esta ley sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de mantener el peso corporal y la circunferencia de la cintura en los niveles adecuados. Prevenir el sobrepeso y la obesidad, intentar seguir una alimentación saludable, dedicar tiempo a la actividad física, y estar informados de los riesgos para la salud que conlleva la obesidad.

Es pertinente por todo ello que repasemos la Ley 1355/2009 que estableció que el 24 de septiembre se decretara en el país, por decisión del Gobierno Nacional, el Día Nacional de la Lucha contra la Obesidad y el Sobrepeso, determinación que se adoptó como estrategia para promover una alimentación balanceada y saludable dados los altos índices que esta enfermedad presenta en Colombia y en el mundo, situación que afecta las condiciones normales de salud y la calidad de vida de miles de personas.

Una ley frente a una pandemia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad ha dejado de ser una epidemia para convertirse en una “pandemia”, es decir, es una “enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región”, y los niños son los más vulnerables; tanto es así, que la obesidad infantil es hoy en día una auténtica crisis para la salud pública.

En la actualidad, uno de cada dos colombianos adultos sufre de exceso de peso, y uno entre seis niños y jóvenes también lo padecen, datos que arrojó una encuesta realizada en el año 2010; una comparación de los datos de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud de los últimos cinco años comprueba que la obesidad mórbida, exclusivamente en el rango de 15 a 45 años de edad, aumentó a nivel nacional de 0,7 a 1%. Estamos a la espera de la última encuesta nacional ENSIN, que muy probablemente determinara que las cifras van en aumento.

Frente a las actuales estadísticas sobre esta patología, tanto en el mundo, como en el país, es necesario afrontar su prevención desde la más tierna infancia. La obesidad y el sobrepeso en los niños y jóvenes es una situación que compete tanto a las familias, como a los establecimientos educativos, ya que en estos lugares los estudiantes pasan más de 8 horas diarias de su vida activa, y muchos de ellos reciben alimentación escolar.

Por esta razón, es fundamental reflexionar sobre los hábitos alimenticios que se promueven, tanto en el hogar como en los jardines infantiles y colegios colombianos, para así generar estrategias claras que permitan a las instituciones prevenir y contrarrestar los efectos del sobrepeso en infantes y adolescentes.

Al igual que el entorno familiar, el ambiente escolar hace parte del contexto para la promoción de una dieta balanceada. Por esta razón, los establecimientos educativos están en la obligación de fomentar la prevención de la obesidad y el sobrepeso, además de dar cumplimiento a la Ley 1355 de 2009.

La Ley 1355 fue promulgada, ya que, en la mayoría de colegios privados y públicos, los estudiantes tienen acceso al almuerzo y a los refrigerios que se venden en la tienda escolar. En este sentido, la política nacional, a través de esta ley ha establecido en el artículo 11º, que los colegios deben implementar estrategias tendentes a:

  • Propiciar ambientes escolares que ofrezcan alimentación balanceada y saludable.
  • Contar con el apoyo de las empresas de alimentos para el desarrollo de estas acciones.
  • Fomentar la toma de decisiones adecuadas, las cuales permitan a los estudiantes cualificar sus hábitos de vida.
  • Estimular la actividad física, la recreación y el deporte como acciones que previenen el sedentarismo y las adicciones.

Por tanto, un adecuado plan alimenticio, desde el contexto escolar, el cual garantice calidad y frecuencia en la disponibilidad de frutas, verduras, carne, pescado o pollo; frutas, quesos y hortalizas, diariamente acompañado de actividades que impliquen ejercicio físico fomentan los hábitos de vida saludables que influyen en un eficiente equilibrio entre la salud y la educación.

Por las anteriores reflexiones, la Ley 1355 establece el 24 de septiembre como el Día Nacional de Lucha contra la Obesidad y el Sobrepeso, y en las instituciones escolares éste debe relacionarse con la Semana de hábitos de vida saludable.

La Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN). Creada por el CONPES 113 de 2008 será la máxima autoridad rectora de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en Colombia. La CISAN será la máxima instancia estatal de dirección, coordinación y seguimiento interinstitucional, de articulación de políticas y programas y de seguimiento a los compromisos de cada uno de los actores de la Seguridad Alimentaria y Nutricional. La Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional – CISAN – estará conformada por: Ministerio de Agricultura, Ministerio de la Protección Social, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Ministerio de Educación Nacional, Ministerio de Ambiente, Director del Departamento Nacional de Planeación, Director del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF, Alto Consejero para la Acción Social y la Cooperación Internacional, Gerente del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural INCODER, y un miembro de la asociación colombiana de facultades de nutrición designados por su junta directiva.

En la actualidad, ya pasados estos 8 años, no vemos una política seria que lleve a cabo estas disposiciones tan importantes para la salud pública y sus consecuencias.

Comparte con los demás!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter