Hoy quiero presentarles en esta mi sección un alimento que es realmente inteligente, coadyuvante para todos los tratamientos de quema de grasa. Skinny, que ese es su nombre, está súper comprobado que nos ayuda en todos esos procesos, pero ojo, tengo que insistir, esto va siempre de la mano de una buena alimentación y de seguir los parámetros de un estilo de vida saludable, nadie se vaya a creer que estos son polvos milagrosos, y que lo van a adelgazar por el mero hecho de tomarlos si acto seguido se da al exceso de grasas, azúcares o carbohidratos.

No podemos caer en la tentación como muchas personas hacen, de emprender por su cuenta dietas sin control, ayudadas de pastillas que les venden como adelgazantes sin ningún tipo de supervisión médica. A nosotros siempre nos importa por encima de todo es la salud. A mí me gusta promover la salud estética, de nada sirve estar divinos si no estamos saludables, y es más, difícilmente se puede estar regio o maravilloso si la salud no es la correcta.

A partir de la primera semana, y si hacemos las cosas correctamente, empezaremos a ver resultados. Es un producto que tiene el correspondiente registro del INVIMA, es inocuo, debemos usarlo preferentemente hasta llegar al peso ideal. Solamente tenemos contraindicaciones en mujeres embarazadas o en procesos de lactancia.

Los ingredientes

La fórmula de este polvo tiene tres ingredientes fundamentales. A los tres que les voy a enumerar y desarrollar a continuación hay que añadir otros ingredientes de sobra conocidos y de efectos saludables para la salud que están presentes en el polvo, se trata de la Vitamina E, el ácido fólico y el Omega 3.

L-Carnitina. De repente a mucha gente le puede resultar conocida o pueden haberla escuchado nombrar. Este componente lo que hace es ayudar a movilizar y quemar grasa sobre todo de brazos, abdomen y piernas, que para nosotras las mujeres y muchas veces también en el caso de los hombres, son como los puntos más problemáticos y más rebeldes. En todos los lugares donde haya grasa localizada, la L-Carnitina va a ayudar a quemarla, si la tenemos en el abdomen, es el primer lugar donde la vamos a notar.

Glucomanan. Esto lo que es hace es lo siguiente. Cuando nosotros comemos, el estómago se llena y tiene un tiempo específico para desocuparse y hacer que volvamos a sentir hambre. Lo que hace este componente principalmente es retardar esa velocidad con la que el estómago se vacía, y tenemos por tanto muchísimo más tiempo estando plenos y llenísimos. Con esto logramos entretener el vaciamiento gástrico y mantener la sensación de saciedad por horas. El hecho de sentir esa plenitud nos ayuda a cambiar los hábitos alimenticios y hacerlos más saludables, porque al no tener esas desesperación por comer y agarrar lo que sea, nos vamos a convertir en personas más selectivas a la hora de comer.

Inulina. Este componente nos potencializa las veces que vamos al baño a orinar, de modo que vamos a estar botando permanentemente toxinas y grasas, y además, como si fuera poco, al orinar más vamos a tener más ganas de tomar agua o lo que es mejor aún, como es mi caso, de tomar más termos de mi Kit Cuídate que además de hidratarnos nos nutre.

Acción y modo de usar

Muchos pacientes que nos llegan a la clínica nos hacen saber que su miedo a ingerir cualquier producto no es ya de por sí que sea un riesgo para la salud, sino que pueden ver reducir su peso de una manera drástica y perder grasa e incluso masa muscular en algunas partes de su cuerpo que no querían bajar. Para eso, productos como este Skinny que ahora presento son maravillosos puesto que su acción se encamina a la grasa de esas partes del cuerpo que siempre resultan más difíciles de bajar, como pueden ser los brazos, el abdomen y las piernas.

Tenemos una cosa importantísima respecto al modo de tomarlo. Hay que hacerlo siempre en ayunas, unos minutos antes de tomar el desayuno, puede ser unos 10 minutos. La forma de tomarlo es muy sencilla. Vertemos unos dos deditos de agua tibia en un vaso, a continuación abrimos la bolsita del Skinny, y echamos todo el polvito de la bolsita en el vaso. Removemos hasta conseguir una mezcla uniforme, el polvito se diluye fácilmente de modo instantáneo. Una cosa importante que hay que decir es que es un preparado sin nada de azúcar. Una vez nos tomamos el contenido del vaso, es posible que nos queden algunos restos del polvito, con lo cual lo único que debemos hacer es añadir otro poco de agua y tomarla hasta que no quede un solo resto del Skinny.

También es importante saber que no podemos mezclarlos con cítricos, es decir, si en nuestro desayuno tenemos contemplado tomarnos un juguito de naranja, entonces el Skinny debemos tomarlo como mínimo con una hora de antelación.

Al no tener azúcar lógicamente no encontraremos un sabor dulce, el aspecto es anaranjado, como un jugo de naranja, y me dicen mis pacientes que cuanto más necesidad se tiene del producto más sabor amargo se le encuentra. En cualquier caso es un producto maravilloso que lanzamos con todo orgullo después de mucho tiempo de investigación en ese afán nuestro constante de innovar y poner a disposición de todos nuestros pacientes herramientas que les ayuden a tener un estilo de vida saludable y una autoestima alta que les permita mejorar su calidad de vida.

Presentación

El Skinny viene en unas cajitas con 24 sobres cada una. Esta presentación está pensada para que cada cajita nos dure un mes, dentro de nuestros procesos de adelgazamiento o mantenimiento pero como dije en un principio siempre bajo supervisión médica y acompañados de un método efectivo, no se vale tomar el producto como si de una sustancia milagrosa se tratara que nos adelgaza sí o sí independiente de lo que comamos.

Al traer solo 24 sobres, lo que recomendamos es tomarlo durante 24 días, luego parar 6, y posteriormente volver a reiniciar.

Comparte con los demás!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter