AXILAS, CODOS, RODILLA Y ENTREPIERNA

Ahora vamos por las axilas, los codos, la rodilla y la entrepierna. Voy a realizar las recetas en las axilas, pero las mismas nos pueden servir para las otras partes mencionadas.

¿Por qué se oscurecen las axilas? Una de las causas comunes en usar desodorantes que contienen alcohol. También por el roce constante, por no secarnos bien la zona, por utilizar prendas muy ajustadas. Y lo mismo que estas manchas no aparecen de un momento a otro, hay que tener en cuenta que no van a desaparecer como por arte de magia en la primera aplicación de esta receta, sino que debemos ser constantes en la secuencialidad de estos tratamientos.

Esta receta es perfecta para hacerla en casa de noche y a dormir.

RECETA 1

Para ello vamos a tomar estos ingredientes:

  • Avena en polvo
  • Yogur natural sin sabor
  • Polvo de talco (el usado para los pies)
  • 1 limón
  • Un casco de papa cortada por la mitad

PREPARACIÓN

Vamos a necesitar dos cucharaditas de avena en polvo. Agregamos dos cucharaditas del yogur, y añadimos el talco. Revolvemos toda esa mezcla hasta que nos quede una pasta uniforme. Cuando ya la tengamos, le agregamos una cucharadita del jugo de limón. El limón es un aclarante maravilloso también. Con esta fórmula vamos a evitar que la piel se sensibilice.

APLICACIÓN

Podemos colocarnos un guantecito del mismo modo que yo hice cuando lo realicé con una paciente para mi espacio de televisión y canal YouTube. Con la mezcla, masajeamos en la axila que está oscurecida por un espacio aproximado de cinco minutos. Durante este periodo de tiempo le estará produciendo también una exfoliación retirando células muertas, y haciendo que el producto que va a aclarar penetre, y lo dejaremos actuar entre 25 y 30 minutos.

La ventaja de tener el yogur es que es muy hidratante, el polvo nos va a hacer un efecto protector y a pesar de que lleva limón no vamos a sentir ningún tipo de molestia ni de ardor.

Una vez transcurridos los 25 a 30 minutos retiramos toda la mascarilla que nos hemos aplicado, y la manera más fácil y práctica es hacerlo en la ducha con abundante agua. Y aunque como les dije al principio no se puede hacer desaparecer de una la mancha como por arte de magia, sí que una vez que aclaremos ya vamos a poder comprobar como se empiezan a ver los efectos de nuestra receta.

Y dirán que para qué era el casco de papa. Pues ahora viene el momento. Una vez aclarada la axila, procedemos a sellarla con la papa. Tenemos que aplicarla todas las noches antes de dormir y dejar la aplicación actuar toda la noche. No vamos a sentir ningún tipo de molestia, vamos a sentir más bien un efecto tirante, que nos va a ayudar incluso a tonificar la axila pero sin molestar en absoluto, sino hacer su efecto blanqueador para estas zonas.

RECETA 2

En este caso vamos a ver un caso de foliculitis. ¿Qué es la foliculitis? Es cuando el vellito se cierra por estar afeitándolo con la cuchilla constantemente, en su intento de salir al revés nos provoca unos punticos rojos en la piel. Veamos la receta para poder solucionar este problema. Los ingredientes son:

  • Blondor (se consigue en cualquier farmacia)
  • Agua oxigenada

PREPARACIÓN

Echamos un poquito del blondor. Lo mezclamos con el agua oxigenada, hasta que con ambos ingredientes logremos tener una pasta uniforme. Dado que esto puede generar un poco de escozor sobre la piel cuando lo aplicamos, les tengo otro truquito, que no es otro que añadir un poco de acondicionador, el rinse que habitualmente tenemos en la ducha, y de ese modo nos molestará muchísimo menos.

APLICACIÓN

Una vez tenemos ya nuestra mezcla preparada procedemos a aplicarla sobre la zona que deseamos blanquear y en el caso sobre la que nos haya aparecido foliculitis en la zona de las axilas. Tenemos que dejar una capa gruesita sobre la zona y que actúe entre 5 y 10 minutos, 15 máximo. Si por caso nos molestara lo retiramos un poco antes y alargamos progresivamente el tiempo de exposición de nuestra mascarilla.

Una vez transcurrido el tiempo, que insisto depende de lo que resistan la mascarilla caso que les moleste, nunca más de 15 minutos, procedemos a retirar la mascarilla. Vamos a observar también en este caso que de manera inmediata empezamos a ver resultados.

Después de haber retirado la mascarilla, aplicamos un poco de crema hidratante de la que tengamos a mano en casa para sellar el tratamiento.

Comparte con los demás!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter