Es siempre una de las maneras más naturales de cuidarse y que siempre recomiendo. La naturaleza es sabia y nuestros propios alimentos pueden ser nuestra medicina. Quiero repasar algunos alimentos que nos ayudan con el colágeno, y de ese modo resultan beneficiosos para problemas de estrías o celulitis. Son superalimentos que además de beneficiar a la piel poseen otras grandes propiedades, son fáciles de encontrar y de consumir, y en la mayoría de los casos deliciosos, susceptibles para poder encontrar ricas recetas con las que consumirlos.

SALMÓN

Es ante todo un gran antioxidante gracias a su alto contenido de vitamina A y E que ayudan a combatir los radicales libres, una de las principales causas del envejecimiento prematuro. Además se considera una fuente importante de astaxantina (el carotenoide que le da el color al salmón), un antioxidante más potente que la vitamina C, que repara los daños provocados por los rayos ultravioleta.

El consumo de la proteína es también aconsejable para mantener el tono muscular y evitar la flacidez en la piel. El salmón es una opción muy recomendable en este sentido. Al consumir salmón le estamos dando una tonicidad y firmeza a la piel evitando que pierda volumen, colágeno y elastina.

Es muy buen alimento también para brindarnos protección solar. Según una investigación realizada por la Universidad de Manchester en Reino Unido, consumir Omega 3 ayuda a contrarrestar los efectos negativos del sol e incluso a evitar el melanoma.

AGUACATE

Existen pocas listas de alimentos saludables por cualquier motivo en la que no estén los aguacates. Sus ingredientes naturales son campeones y se recomiendan para todo tipo de dietas saludables, incluidas las de los bebés. El aguacate es una de las mejores frutas para una piel sana, la protege de los efectos nocivos de la contaminación, le suministra grasas saludables y la hidrata ayudando a tenerla radiante y brillante. El aceite de aguacate es fácilmente absorbible, penetra profundamente en la piel, dejándola limpia, nutrida y suave. Esto ayuda a acelerar la regeneración celular y también ayuda a promover la circulación en el cuerpo y la piel.

El aguacate contiene más de 25 nutrientes vitales incluyendo las vitaminas A, B, C, E, y K, y minerales como cobre, potasio, hierro, magnesio y fósforo. Contiene proteínas esenciales, fibras y fitoquímicos beneficiosos como el glutatión, la luteína y beta-sitosterol.

Elimina células muertas de la piel de manera efectiva. Penetra profundamente en la piel para restaurar los nutrientes. Ayuda en el aumento de la circulación de la sangre, esencial para la piel. Su glutamina aminoácido limpia la piel y le ofrece suficiente protección contra factores ambientales adversos.

PIMENTÓN ROJO

Se preguntarán que por qué rojos. Los verdes son los rojos antes de madurar, tienen la mitad de la vitamina C y una décima parte de la vitamina A en comparación con los rojos. La vitamina C ayuda a fortalecer el colágeno, de ahí que los incluyamos dentro del conjunto de alimentos que nos dan este tipo de beneficios saludables.

Los pimentones rojos contienen casi el 300 por ciento de la ingesta diaria de vitamina C. Además de ser un potente antioxidante, la vitamina C también es necesaria para la adecuada absorción del hierro. Son gran fuente de vitamina B6 y de magnesio. Esta combinación de vitaminas y minerales muestra una disminución de la ansiedad, especialmente la relacionada con los síntomas premenstruales. La vitamina B6 también es un diurético natural, así que ayudan a reducir la inflamación y prevenir la hipertensión.

Además quemamos más calorías con los pimentones rojos. Investigaciones recientes han demostrado que pueden activar la termogénesis y aumentar la tasa metabólica. No contienen capsaicina, que es lo que hace al ají picar, sin embargo tienen una leve acción termogénica que aumenta el metabolismo sin aumentar ni el ritmo cardíaco ni la presión sanguínea, a diferencia del ají.

BERRIES

En todas sus modalidades son deliciosos y tremendamente saludables. Su fama como superalimentos está más que acreditada. Vamos a repasar cuatro de ellos.

ARÁNDANOS. Antioxidantes, neutralizan los radicales libres, fuente de manganeso y además muy bajos en grasas.

FRAMBUESAS. Tienen propiedades antiinflamatorias que repercuten en la disminución del dolor asociado a la artritis y otros estados inflamatorios. Potente antioxidante con su Vitamina C, quercetina y ácido elágico. Alta en polifenoles, y en capacidad de absorción de radicales de oxígeno, lo que se conoce como CARO. El nivel de CARO en las frambuesas rojas es de 24 μmole/TE/g, altos niveles antioxidantes.

MORAS. Poseen un alto nivel también de capacidad de absorción de radicales de oxígeno CARO. El valor en las moras es de 28 umoles/TE/g. Junto a ello, un alto contenido de niveles de fenoles totales, destacando flavonoides y antocianos (120-160 mg/100g). Todos ellos actúan como antioxidantes ayudando a combatir los efectos perjudiciales de los radicales libres en el organismo. Su vitamina A y C y su ácido elágico, un potente polifenol, la acaban convirtiendo en otra estrella alimenticia.

FRESA. Y por último las fresas, con pocas calorías, son ricas en antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades degenerativas. El contenido de antioxidante es de 3.584 mm/ración. Rica en fibra con cerca de 3 gramos. Su ácido fólico ayuda a prevenir enfermedades congénitas y promueve la salud del corazón.

TOMATES

El tomate es otro de los alimentos fijos de todas las listas saludables. Mucha gente desconoce que un producto tan a la mano y del común es una potente medicina en muchos aspectos. En el caso de sus beneficios para la piel destaca su rico contenido de vitaminas A y C, minerales como hierro, fósforo, calcio, magnesio, zinc, cobre, potasio y sodio.

Es un astringente natural que nutre, refresca y purifica. Se lo suele emplear principalmente para tratar quemaduras, pieles grasas, acné y para cerrar los poros.

Contiene un alto porcentaje de nutrientes beneficiosos para la piel como la vitamina A, la vitamina C, el licopeno y las proteínas. El licopeno es precisamente lo que le da al tomate su color característico, es un carotenoide, quiere decir fundamentalmente que contrarresta la acción de los radicales libres en el cuerpo con una fuerte acción antioxidante.

COL CRESPA

Y por último la estrella que les puede ayudar con su piel y con el rico sabor de sus ensaladas. El kale o col crespa es una fuente muy grande de vitaminas, un solo pocillo de esta verdura es una fuente inmensa de vitaminas, posee el 684% del valor diario en vitamina K, el 206% de la cantidad recomendada diariamente en vitamina A, y el 134% de vitamina C. Todas estas vitaminas son como venimos viendo en los otros alimentos fundamentales en el aporte del colágeno y la elastina. Además contiene luteína y zeaxantina, que ayudan a proteger los ojos de degeneración macular.

Tiene una alta actividad antioxidante con su fito nutriente índole-3-carbinol y su contenido de sulforafane. Además de ayudarnos con la piel, tiene propiedades para calmar la congestión pulmonar, beneficiar al estómago, al hígado y al sistema inmunológico.

 

 

Comparte con los demás!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter